16 · 07 · 2019
Categoría / enfermedades del ano
Compártenos en Redes Sociales

¿Qué son las fisuras anales?

Las fisuras anales son heridas o desgarros en el ano, se localizan exactamente en la mitad inferior del canal anal, que se llama anodermo.

Existen dos tipos de fisuras, las primarias y las secundarias. Las primarias se deben a un esfuerzo al defecar, por evacuar heces duras, como un cuadro de estreñimiento, aunque también aparecen por diarreas. Las fisuras anales secundarias se deben a alguna infección, que puede ser de transmisión sexual, a alguna inmunodepresión como VIH, a algunas enfermedades inflamatorias como enfermedad de Crohn o a cáncer de ano.

Es muy importante diferenciar entre una fisura anal primaria o secundaria, ya que el tratamiento es muy diferente, además algunas fisuras anales secundarias se deben a enfermedades que son graves, como el cáncer. Por eso la importancia de saber qué tipo de fisura es y cuál es la causa, lo cual se puede saber en una consulta con el coloproctólogo, y tal vez se apoye de algunos estudios sencillos para confirmar el diagnóstico.

Los síntomas de la fisura son dolor anal o ardor anal, este dolor o ardor se presenta al momento de evacuar o puede durar algunos minutos después, para posteriormente ir desapareciendo y volverse a presentar en la siguientes evacuación.

Otro de los síntomas de la fisura es el sangrado al evacuar, este sangrado generalmente es escaso y se presentar ocasionalmente e intermitentemente. El sangrado se puede ver en el papel higiénico al momento de asearse, en forma de goteo en la tasa del baño o mezclado con las heces.

El tratamiento de las fisuras anales en general es sencillo, actualmente hay varias opciones, desde pomadas y medicamentos, hasta procedimientos sencillos en quirófano con técnicas de mínima invasión, que son procedimientos ambulatorios, es decir, de entrada por salida el mismo día del hospital.

Si tienes algunas de estas molestias o síntomas, contáctanos y con gusto agendamos una cita.

Compártenos en Redes Sociales