29 · 07 · 2019
Categoría / enfermedades del colon
Compártenos en Redes Sociales

Cómo Prevenir Cáncer de Colon y Recto

El cáncer de colon y recto es el tercero más común y es la tercera causa de muerte asociada al cáncer.

El principal factor de riesgo es la edad, ya que a partir de los 50 años este cáncer es más frecuente, por eso es muy importante su prevención con colonoscopias a partir de esa edad. Cabe destacar que alrededor del 50% de los casos de cáncer de colon y recto pueden estar relacionados con el estilo de vida. Afortundamente, el cáncer colorectal es uno de los que más se benefician de las medidas de prevención.

Existen 2 tipos de prevención que podemos llevar a cabo: la prevención primaria y la prevención secundaria.

Las medidas de prevención primaria nos ayudan a disminuir el riesgo de aparición de este tipo de cáncer, que son las siguientes:

Alimentación

Una alimentación con un alto contenido de frutas, verduras y alimentos integrales se ha asociado con una disminución del riesgo de cáncer colorrectal. Al igual que se ha encontrando que la ingesta de carnes rojas (res, cerdo y cordero) y carnes procesadas (embutidos, salchichas) aumentan el riesgo. Por lo tanto, la sugerencia es limitar el consumo de carnes rojas y procesadas, así como aumentar el consumo de frutas, verduras y una dieta alta en fibra.

Reducir consumo Alcohol

El consumo de 3 o más bebidas alcohólicas al día aumenta el riesgo de cáncer colorrectal. Evitar el consumo excesivo de alcohol ayuda a reducir el riesgo.

Dejar de Fumar

El habito de fumar esta relacionado con un mayor riesgo de cancer colorrectal, así como con muchos otros cánceres. Si no fuma, manténgase así, y si fuma, haga lo posible para dejarlo lo antes posible.

Manener un Peso Saludable

El sobrepeso y la obesidad aumenta el riesgo de cáncer de colon y recto, tanto en hombres como en mujeres, aunque esta asociación parece ser mayor entre los hombres. Mantenga un peso saludable para disminuir el riesgo.

Realizar Actividad Física

La actividad física moderada, como una caminata enérgica, disminuye el riesgo de aparición de este cáncer, aunque una actividad física de mayor intensidad podría tener un beneficio aún mayor. Tenga actividad física moderada, mínimo 3 veces por semana.

Consumir Vitaminas

Algunos estudios, pero no todos, indican que si se toma diariamente un multivitamínico, principalmente Ácido Fólico, Calcio y Magnesio, se puede reducir el riesgo de cáncer de colon y recto.

Las medidas de prevención secundaria nos permiten detectar la enfermedad en sus fases más tempranas, cuando todavía no hay síntomas y por lo tanto el éxito del tratamiento es muy alto.
El cáncer de colon y recto se origina de los polipos, los polipos son crecimientos benginos de la mucosa, estos polipos después de aproximadamente 10 o 15 años, se puden transformar en cáncer.

En una colonoscopia estos polipos se pueden ver y además se pueden extirpar, antes de que tengan la oportunidad de convertirse en cáncer.

La colonoscopia es una arma muy importante para prevenir el cáncer de colon y recto y para detectarlo en etapas termpranas, lo que asegura una alta probabilidad de cura con el tratamiento. La colonoscopia debe de realizarse a partir de los 50 años de edad, aunque no se tenga ningún síntoma y debe de repetirse cada 10 años.

Si se tiene familiares con cáncer de colon y recto o con polipos. La colonoscopia debe de realizarse antes, se sugiere 10 años antes de la edad que tenía el familiar cuando le diagnosticaron el cáncer o los polipos.

Si tienes dudas o algunos síntomas, contáctanos y con gusto agendamos una cita al (33) 2400 6471 o mándanos un WhatsApp a (33) 2832 7978.

Compártenos en Redes Sociales